Habilidades

Compró una lámina de madera, del tamaño de un folio. Le pulió los cantos, escribió algo en ella, la protegió con una funda y la guardó en su bolso.

Volvió al bar. Después de tomar un par de cervezas comprobó que su bolso volvía a estar vacío. Una gran sonrisa iluminó su rostro.

Dos calles más allá, un tipo pensaba cuánto le darían por una plancha de pino que llevaba escrito ¿Cómo se enciende esta tablet? ¿Por qué no dedicas tus maravillosas habilidades a algo positivo?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s